PAPOOZ

En la primavera del 2015 es cuando escuchamos por primera vez a Papooz. La melodía es suave, el ritmo te mueve la cadera, el espíritu pop con un poco de algo exótico. El título fue ‘Ann Wants To Dance’, y puso nuestro verano, idealmente colocado entre la lluvia y lo nublado. Es difícil imaginar el origen del grupo. La voz andrógina, en los agudos, no es particularmente identificable, ¿es hombre o mujer? ¿De qué país viene? Es pop en inglés, pero con la indiferencia lujuriosa de una canción de Bossa Nova.

El dúo parisino, conformado por Ulysse y Armand, en sus 20’s, son influenciados por la música anglosajona de los años 70’s, sacudidos por los discos de los Beach Boys y de Velvet Underground que escuchaban sus padres.

No nos sorprende que hayan descubierto, adolescentes, una pasión común por la música. Realizaron sus primeras maquetas acústicas con una computadora abandonada. ¿Por qué Papooz? Sonaba bien, con un toque exótico que los deleitaba, como una cuna india.

Hoy en día, una docena de canciones se han añadido a la joya de ‘Ann Wants To Dance’, con sonido maduro pero ligero al mismo tiempo en el álbum titulado “Green Juice”, que fue lanzado en junio del 2016.